Voy a remodelar mi oficina ¿Cómo debo pedir la factura de muebles?

Remodelar tu oficina tiene varias ventajas: permite proyectar profesionalismo, crea ambientes de trabajo agradables e incluso puede mejorar la productividad, sobre todo si eliges una buena fábrica de muebles para oficina que trabaje con tu arquitecto o decorador para desarrollar tu proyecto.

Aunado a lo anterior, invertir en crear espacios agradables y productivos, también te permite deducir tus gastos al solicitar tu factura de muebles,  pero debes tener cuidado y asegúrate que las facturas que te den cumplan con lo que el SAT solicita. 

Eso es lo que debes saber: 

 

¿Qué es el mobiliario y equipo de oficina para inversiones para el SAT?

Primero debes conocer qué es lo que el SAT considera como mobiliario de oficina y cuáles son las claves para que puedas deducir este gasto. 

Los artículos que entran dentro de este concepto son aquellos que tiene una oficina como:  escritorios, sillas, organizadores, repisas, muebles, estanterías, mesas para juntas etc. 

En general es todo lo que se puede desplazar hacia otros lados y se puede llevar en caso de cambiar de oficina. 

Aquí también puede entrar el equipo de oficina, ordenadores, teléfonos, impresoras con escáner, y todo otro equipo que se haya integrado a una oficina por remodelación/inversión.

 

¿Qué incluye la facturación por mobiliario y equipo de oficina?

Una factura por mobiliario y equipo de oficina debe tener los siguientes elementos:

  • Régimen Fiscal al que pertenece
  • Domicilio del local o establecimiento que se expide la factura de muebles
  • Folio y sello digital del SAT
  • Sello digital del contribuyente que expide
  • Lugar y fecha 
  • RFC de la persona a favor de quien se expida
  • Cantidad, unidad de medida y clase de los bienes, mercancías o descripción del servicio que amparen.
  • Importe total 
  • Señalamiento de pago en una sola exhibición o en parcialidades.
  • Monto de los impuestos trasladados, desglosados por tasa de impuesto y el monto de impuestos retenidos.
  • Forma en que se realizó el pago (efectivo, transferencia electrónica de fondos, cheque nominativo o tarjeta de débito, crédito, servicio o la denominada monedero electrónico que autorice el SAT).
  • Fecha y hora de certificación
  • Número de serie del certificado digital del SAT

Lo que marca diferencia y para que sea válida ante el SAT es el apartado de Uso de CFDI. En este caso se tendrá como concepto la clave I02 Mobiliario y equipo de oficina por inversiones.

Estas claves vienen en el catálogo de productos y servicios del SAT que puedes consultar en este enlace: Buscador de claves SAT del catálogo de productos y servicios (cfdi.org.mx)

mobiliario y equipo de oficina

Claves de producto que se pueden utilizar para facturar una remodelación

Lo relacionado con mueble de oficina puede variar dependiendo la forma en que adquiriste los productos, por ello aquí te dejo las claves más usadas dependiendo el origen de la compra. 

  • Muebles (cualquier tipo): 56111500 a la 56112304
  • Servicio de carpintería: 72152300 a la 72152500
  • Equipo informático y accesorios: 43211500 a la 43211518
  • Servicios de construcción de edificios comerciales y de oficina: 72121100 a la 72121105

Si quieres conocer más claves de productos aquí puedes hacerlo.

 

¿Cuándo se debe solicitar una factura de muebles o por remodelación?

Una factura electrónica por este concepto debe solicitarse o generarse cuando se hayan realizado adquisiciones de artículos que sirvan para el acondicionamiento de oficinas que formen parte de una empresa y sea algo necesario para que puedan continuar con sus operaciones.

Si las compras de estos artículos no se debieron a una remodelación de espacios de una empresa, no entran dentro de este concepto. Si fue por estas razones el concepto que puede utilizarse es el de gastos en general.

 

¿Qué se necesita para obtener la factura?

Para poder solicitar las facturas a un proveedor por compras de mobiliario o por servicios de construcción o remodelación de interiores, necesitas contar con lo siguiente:

  • Estar registrado ante el SAT y contar con RFC, ya sea como persona física o moral (Tener la información personal actualizada).
  • Tener un correo electrónico vigente.
  • Contar con el Uso de CFDI o concepto de compra identificado con anticipación.
  • Contar con una e. Firma y Certificado de Sello Digital (CSD) vigentes para que puedas verificar que la factura es oficial.

Antes de facturar debes estar seguro si lo que se está realizando en las oficinas realmente es remodelación. En ocasiones puede haber confusión con casos de mantenimiento al inmueble y esto no forma parte de este concepto.

También debes saber que si solo cambias o reemplazas equipos de cómputo o comunicación por nuevos, esto no aplica como remodelación. 

Siempre es importante estar seguro de que los movimientos que realizas aplican a los conceptos, si no hay seguridad de ello puedes revisar el catálogo o se puede solicitar la asesoría de un profesional.

 

¿Te fue útil este artículo?

No
×

¿Qué estuvo mal?

Este artículo tiene información incorrecta

No encontré lo que estaba buscando

×

¿Como podemos Mejorar?

×

¡Gracias por tu retroalimentación!

Tus respuestas serán usadas para mejorar nuestro contenido. Entre más información nos des, podremos mejorar y atenderte mejor

Siguenos en redes sociales:

Facebook Pinterest

Deja un comentario